ALIMENTOS TRANSGÉNICOS

Parte realizada por Álvaro Martínez:

Introducción

El hombre lleva varios miles de años modificando los vegetales que utiliza como alimento. Tal es el caso de muchas frutas que son productos de mezclas de diferentes plantas. Sin embargo la ingeniería genética permite ahora llevar a cabo en pocos años y en forma controlada modificaciones que antes costaban décadas de trabajo.

Los alimentos transgénicos son aquellos que fueron producidos a partir de un organismo modificado genéticamente mediante ingeniería genética. Dicho de otra forma, es aquel alimento obtenido de un organismo al cual le han incorporado genes de otro para producir las características deseadas.

En el año 2007, los cultivos de transgénicos se extienden en 114,3 millones de hectáreas de 23 países, de los cuales 12 son países en vías de desarrollo. En el año 2006 en Estados Unidos el 89% de plantaciones de soya (o soja) lo eran de variedades transgénicas, así como el 83% del algodón y el 61% del maíz.


Archivo:World map GMO production 2005.png
Archivo:World map GMO production 2005.png




Sus comienzos

En sus comienzos, la ingeniería genética se utilizó para producir sustancias de uso farmacéutico, como la insulina, vía la modificación genética de microorganismos. Con los posteriores desarrollos aquellas investigaciones preliminares se aplicaron y derivaron en la obtención de vegetales y animales modificados genéticamente de forma tal de mejorar sus propiedades implícitas. Los objetivos y mejoras principales a los que se apuntaba eran los de obtener mayor vida comercial en los productos, resistencia a condiciones ambientales más agresivas (heladas, sequías, distintos tipos de suelos), resistencia a herbicidas más fuertes y potenciar la autodefensa contra plagas e insectos.

El primer alimento, modificado por la ingeniería, en ser producido para el consumo masivo fue el tomate Flavr Svr.

Los alimentos que posteriormente se modificaron fueron la soja transgénica, en la cual se modificó su constitución para hacerla más resistente a herbicidas y el maíz, al que se le modificó para resistir determinados insectos y generar mayores rindes por cultivo y cosecha.
Desde muchos puntos de vista, las perspectivas de esta tecnología son vastamente amplias por lo que actualmente existen varias decenas de otros productos listos para ser comercializados. Sin embargo, y aún a pesar de las amplias fronteras que esta ciencia tiene, debido a diversas razones la cantidad de productos disponibles en el mercado es muy reducida y acotada.

external image imagenforo%5B1%5D.gif

Ventajas e inconvenientes

El consumo de los alimentos transgénicos trae tanto ventajas:
- Podremos consumir alimentos con más vitaminas, minerales y proteínas, y menores contenidos en grasas.

- Producción de ácidos grasos específicos para uso alimenticio o industrial.

- Cultivos más resistentes a los ataques de virus, hongos o insectos sin la necesidad de emplear productos químicos, lo que supone un ahorro económico y menor daño al medio ambiente.

- Cultivos resistentes a los herbicidas, de forma que se pueden mantener los rendimientos reduciendo el número y la cantidad de productos empleados y usando aquellos con características ambientales más deseables.

- Mayor tiempo de conservación de frutas y verduras.

- Aumento de la producción.

- Disminución de los costes de la agricultura.

- La biotecnología puede ayudar a preservar la biodiversidad natural.

- Cultivos tolerantes a la sequía y estrés (por ejemplo, un contenido excesivo de sal en el suelo).
Inconvenientes

Así como inconvenientes:

- Existe riesgo de que se produzca hibridación.

- Siempre puede haber un rechazo frente al gen extraño.

- Puede que los genes no desarrollen el carácter de la forma esperada.

- Siempre van a llegar productos transgénicos sin etiquetar a los mercados



external image 3553723626_19e66c550b.jpg

Distintos puntos de vista acerca del tema
Estos seres vivos que nacen a partir de las mezcla de los ADN’s otros seres vivos son nuevos en la naturaleza, crean nuevas especies que no existían antes.
Esto parecería ser algo bueno, pero no resulta ser así. Los cultivos al aire libre son afectados por los cultivos transgénicos y se van mezclando y formando una sola especie de los mismos, acabando con especies que existían naturalmente en la tierra, esto aunado a los monocultivos.

Los defensores de los productos trangénicos dicen que se puede erradicar la hambruna mundial, dado que resultaría más barato producirlos y se puede hacer en mayor escala. Pero resulta que estos cultivos transgénicos tienen mayor dependencia a pesticidas, fertilizantes y herbicidas lo que los hace más caros y esta es sólo una repercución si no contamos la contaminación de suelo y agua y las enfermedades que estos pueden llegar a causar. Además veamos en perspectiva cada vez hay más seres humanos en el mundo y cada vez hay más que no pueden costear sus alimentos, tan sólo en México 14 millones de mexicanos no tienen que comer, no se diga en África y Asia, creo que los transgénicos no están acabando con los problemas de hambre mundial.

Como contracara de este tremendo avance tecnológico existe una segunda voz: La que se mantiene en contra de la manipulación genética de los alimentos y que enuncia que esta atenta contra la salud de la población. Estas voces de protesta se originan en que existen campos con diversas dudas concernientes al tema, que la ciencia no ha develado completamente. Por esto, es que diversas organizaciones ambientalistas y ecologistas claman en favor de la agricultura biológica y orgánica, y promueven los alimentos de calidad que no aplican modificaciones o alteraciones genéticas, o utilizan agroquímicos y/o agrotóxicos para su crecimiento.
Dada la corta historia de este tremendo avance tecnológico, existe poca legislación que controle o regule la utilización de esta ciencia. Al respecto, una de las pocas condiciones que se deben cumplir son las de respetar una directiva europea de 1997 que obliga a que los productos transgénicos:
  • Demuestren ser necesarios y útiles,
  • Sean seguros para la salud humana y el medio ambiente,
  • Que sus características sean las declaradas y se mantengan a través del tiempo,
  • Que posean un etiquetado detallado que especifique si el producto está modificado genéticamente

external image exijamos-el-etiquetado-de-los.jpg

Otro punto de vista a esto se menciona por las personas de Greenpeace:
  • ” La solución al hambre y la desnutrición pasa por el desarrollo de tecnologías sostenibles y justas, el acceso a los alimentos y el empleo de técnicas como la agricultura y la ganadería ecológicas. La industria de los transgénicos utiliza su poder comercial e influencia política para desviar los recursos financieros que requieren las verdaderas soluciones.”
Hay otra cosa de la que no tenemos una certeza. ¿Qué efectos pueden tener en los humanos y animales que consumimos estos alimentos transgénicos?

external image transgenicos2.jpg

Las barreras de ADN se rompen con virus que son inmunes a algunos antibióticos, por lo que pueden ser dañinos a la salud. Algunos de estos alimentos transgénicos resultan ser alérgicos. Pero hay muchos problemas que causan las empresas productoras de estos alimentos ya que bloquean su regulación y además la falta de etiquetado de los mismos evita un fácil rastreo a las consecuencias para la salud humana. Greeenpeace hace al respecto el siguiente comentario:
  • ” Los riesgos sanitarios a largo plazo de los OMG presentes en nuestra alimentación o en la de los animales cuyos productos consumimos no se están evaluando correctamente y su alcance sigue siendo desconocido. Nuevas alergias, aparición de nuevos tóxicos y efectos inesperados son algunos de los riesgos.”

external image transgenicos4.gif
Según Greenpeace:
- Sólo diez multinacionales controlan casi el 70% del mercado mundial de semillas lo que significa que los y las agricultoras tienen poca capacidad de elección.
- Los cultivos transgénicos no alimentan al mundo. El 99,5% de agricultores y agricultoras no los cultivan.
- La agricultura industrial usa fertilizantes sintéticos y agroquímicos que contaminan nuestros suelos y aguas, recursos necesarios para producir alimentos sanos ahora y en el futuro.
- El excesivo uso de fertilizantes de síntesis en la agricultura industrial contribuye al agravamiento del cambio climático.
Así que, ¿qué vamos a hacer? ¿A quedarnos con los brazos cruzados? Podemos apoyar esta nueva tecnología pero darle un enfoque responsable y estudiar y evitar las consecuencias dañinas para el ser humano o podemos ser radicales y tratar de no consumir estos alimentos y además evitar su producción por el daño ambiental que estan causando, pero definitivamente no podemos quedarnos sin hacer nada.

external image el-espanta-transgenicos-ha-aco.jpg


Greenpeace se opone a toda liberación de OMG al medio ambiente (liberación de animales o plantas). Los ensayos en campo o cultivos experimentales, incluso a pequeña escala, presentan igualmente riesgos de contaminación genética, por lo que también deben prohibirse.

Greenpeace no se opone a la biotecnología siempre que se haga en ambientes confinados, controlados, sin interacción con el medio. A pesar del gran potencial que tiene la biología molecular para entender la naturaleza y desarrollar la investigación médica, esto no puede ser utilizado como justificación para convertir el medio ambiente en un gigantesco experimento con intereses comerciales.

Este es un vídeo en el que una mujer defiende la opinión de Greenpeace de forma rápida y sencilla, así como una pequeña explicación de la famosa guía roja y verde de Greenpeace, en la que se diferencian los alimentos libres de transgénicos y los que no.











Conclusión

Para terminar quería hacer una pequeña reflexión sobre el tema en cuestión: ¿Son realmente las dudas sobre los alimentos transgénicos tan importantes, como para dejar que millones de personas de países subdesarrollados mueran por hambre?

En mi opinión deberíamos dar una oportunidad a esta nueva tecnología, pues considero que es un puente hacia el avance y sobretodo una oportunidad para intentar eliminar el hambre. Pues es denigrante que una persona muera por falta de algo tan esencial como es la comida. Así pues, la pregunta que plantearía es la siguiente: ¿Qué podemos perder realmente en el desarrollo de los alimentos transgénicos? Pues bien, hoy en día mueren 35.000.000 de personas por hambre en el mundo, por ello, no perdemos nada; la ciencia tan sólo, nos da una oportunidad para combatir el hambre en el mundo, aquella que se ha llevado tantas vidas por delante a causa de la pobreza y las desigualdades en el mundo. Ahora la ciencia nos da la oportunidad de luchar contra esa desigualdad que ha existido siempre.

En definitiva, creo que si no usamos esta nueva tecnología (siempre y cuando sea de una forma respetuosa con el medio ambiente y con los demás), estamos adoptando una actitud cobarde, pues no podemos quedarnos de brazos cruzados, debemos de actuar, muchas vidas dependen de ello.

Para terminar con mi exposición sobre los alimentos transgénicos, he aquí un vídeo que nos mostrará un documental sobre las ventajas y desventajas de dichos alimentos modificados.

























Parte realizada por Jorge García:
Las personas llevamos miles de años modificando los vegetales que utilizamos como alimentos. Muchas frutas que consumimos actualmente son el resultado de mezclas que se hicieron hace tiempo entre diferentes. Hoy día, sin embargo, la ingeniería genetica permite llevar a cabo en pocos años y de forma controlada, modificaciones que antes costaban décadas de trabajo.


¿Qué es un alimento transgénico?
Los alimentos transgénicos son aquellos que incluyen en su composición algún ingrediente procedente de un organismo al que se le ha incorporado, mediante técnicas genéticas, un gen de otra especie.
La manipulación genética consiste en aislar segmentos del ADN (el material genético) de un ser vivo (virus, bacteria, vegetal, animal e incluso humano) para introducirlos en el de otro. Por ejemplo, el maíz transgénico que se cultiva en España lleva genes de bacterias, para producir una sustancia insecticida. Y la patata transgénica aprobada en marzo de 2010, lleva un gen que podría anular el efecto de ciertos antibióticos.

Gracias a la biotecnología se puede transferir un gen de un organismo a otro para dotarle de alguna cualidad especial de la que carece. De este modo, las plantas transgénicas pueden resistir plagas, aguantar mejor las sequías, o resistir mejor algunos herbicidas. En Europa no todas las modalidades de transgénicos están autorizadas, sólo algunas pueden ser cultivadas y posteriormente comercializadas.

Opiniones


Los transgénicos, desde su nacimiento, han suscitado mucha polémica. Existen seguidores fanáticos y detractores acérrimos. Por ejemplo, Juan Felipe Carrasco, ingeniero agrónomo y responsable de la Campaña contra los Transgénicos de Greenpeace en España, cree que "la agricultura industrial, la que actualmente se nos vende como aquella que produce alimentos para toda la humanidad, desgraciadamente, está produciendo también muchísimos daños irreversibles". Para Carrasco "no es cierto que la ciencia esté a favor de los transgénicos", apuntando además que "los que estamos en contra de los transgénicos no estamos en contra de la ciencia del futuro, estamos en contra de la liberación de transgénicos en el medio ambiente". Para Greenpeace los transgénicos incrementan el uso de tóxicos en la agricultura, la pérdida de biodiversidad, los riesgos sanitarios no están evaluados, etc.

Sin embargo, Francisco García Olmedo, catedrático de Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad Politécnica de Madrid, piensa todo lo contrario. "Los transgénicos son la mayor innovación en producción de alimentos que se ha hecho en los últimos 25 años y no ha habido un solo incidente adverso ni para la salud humana ni para el medio ambiente" explicaba durante la última edición de MadridFusión 2010.

En cualquier caso, sea cual sea la elección final del consumidor, no está de más saber qué productos contienen organismos modificados genéticamente. Con este objetivo, Greenpeace ha elaborado la "Guía roja y verde de alimentos transgénicos". En la lista verde se encuentran aquellos productos cuyos fabricantes han garantizado que no utilizan transgénicos ni sus derivados en sus ingredientes o aditivos. En la roja están aquellos productos para los cuales Greenpeace puede garantizar que no contengan transgénicos.

Aquí un enlace a esa guía creada por Greenpeace: Guía roja y verde de alimentos transgénicos


gu-a-roja-y-verde-1.jpg
¿Qué mejoras conseguimos con ellos?
Los productos derivados de la mezcla de genes (que en el caso de las plantas necesitan disolver la pared de celulosa de la célula) presentan ciertas mejoras como ser más nutritivos, con distinto tiempo de maduración, un mejor crecimiento y apariencia, e incluso la capacidad de aprovechar el nitrógeno atmosférico, etcétera.
Las mejoras de los alimentos transgénicos serían:
  • Más resistentencia a las enfermedades y parásitos.
  • Mejor adaptación al clima.
  • Calidad culinaria.
  • Regularidad de las formas.
  • Adaptación a la tecnificación del cultivo.
  • Adaptación a las transformaciones: patatas congeladas, fritas, fécula.
  • Más productivos.

Estas mejoras podríamos organizarlas en aspectos principales:
  • Mejoras nutricionales: Se pueden efectuar modificaciones genéticas para obtener alimentos enriquecidos en aminoácidos esenciales, alimentos con contenido modificado de ácidos grasos, alimentos con alto contenido de sólidos, o alimentos enriquecidos en contenido de determinadas vitaminas o minerales, entre otras características de calidad nutricional.
  • Mayor productividad de cosechas: Se pueden obtener cultivos para alimentación genéticamente modificados que presenten resistencia natural a enfermedades o plagas, condiciones climáticas adversas o suelos ácidos o salinos, aumento en la fijación de nitrógeno de las plantas, resistencia a herbicidas. todo esto permite reducir notablemente el daño a los cultivos y aumentar la productividad agrícola en cifras cercanas al 25%.
  • Protección del medioambiente: Los cultivos biotecnológicos que son resistentes a enfermedades e insectos reducen la necesidad del uso de pesticidas agroquímicos, lo que se traduce en una mucho menor exposición de aguas subterráneas, personas y ambiente en general a residuos químicos.
  • Alimentos más frescos: Cultivos a los cuales se ha modificado los genes que regulan la velocidad de maduración de frutos permiten obtener variedades de maduración lenta, de modo de permitir manejos de postcosecha o transportes de más larga duración sin que los alimentos lleguen al consumidor en estados avanzados de madurez.

Planta transgénicas en la actualidad.
La planta transgénica contiene uno o más genes que han sido insertados en forma artificial en lugar de que la planta los adquiera mediante la polinización. La secuencia génica insertada (llamada el transgen) puede provenir de otra planta no emparentada o de una especie por completo diferente: por ejemplo, el maíz Bt, que produce su propio insecticida, contiene un gen de una bacteria. Las plantas que tienen transgenes a menudo son llamadas genéticamente modificadas o cultivos GM, si bien en realidad todos los cultivos han sido genéticamente modificados con respecto a su estado silvestre original mediante la domesticación, la selección y el mejoramiento controlado a través de períodos prolongados.


1023esogenetica11_clip_image001.gif

La tecnología de transformación de plantas se ha convertido en una plataforma excelente para conseguir la mejora de cultivos así como para llevar a cabo el estudio de la función de los genes en las plantas. Este éxito representa la culminación de muchos años de esfuerzos en mejorar las técnicas de cultivo de tejidos, las técnicas de transformación y la ingeniería genética.
Los cultivos modificados genéticamente se han creado con los siguientes fines:
  • Aumentar la productividad de los cultivos mediante resistencia a plagas, enfermedades, herbicidas, sequías, suelos de elevada salinidad, etc.
  • Incrementar la calidad del producto mediante la mejora de su aspecto, de su contenido nutricional o retrasando la maduración de los frutos para conseguir dilatar el tiempo de almacenamiento
  • Regeneración de suelos contaminados por metales pesados con plantas transgénicas tolerantes a concentraciones elevadas de estos elementos.
  • Producción de medicamentos. Se ha investigado la producción de anticuerpos monoclonales, vacunas y otras proteínas terapéuticas en plantas transgénicas de maíz y soja.
La obtención de plantas transgénicas es posible gracias a una característica propia de los vegetales: la totipotencia, según la cual cualquier célula de un vegetal tiene el potencial de regenerar una planta completa. En 1956, se descubrieron las hormonas vegetales, las citoquininas, lo que permitió desarrollar el cultivo de tejidos vegetales in vitro. Las células vegetales se pueden cultivar en un medio artificial y en condiciones estériles (para evitar infecciones de patógenos) que aporte los nutrientes necesarios para las divisiones celulares y la proliferación vegetativa. Existen tres aproximaciones para regenerar plantas completas in vitro:
  • El cultivo de embriones: Aislamiento de embriones zigóticos propiciando su crecimiento como planta en un medio artificial
  • La embriogénesis somática o asexual: Generación de embriones a partir de tejidos somáticos, como microesporas o hojas
  • La organogénesis: Generación de órganos como tallos o raices a partir de diversos tejidos
Dado que la manipulación genética requerida para introducir los transgenes actúa a nivel celular, es necesario desarrollar una tecnología de cultivo de tejidos in vitro adecuada para cada especie vegetal. De este modo, las células inicialmente transformadas regenerarán, mediante propagación vegetativa, una planta completa donde todas las células contendrán el transgen. Precisamente este paso es el factor limitante en la obtención de plantas transgénicas de determinadas especies.


ogm-02a.jpgEl siguiente video, es una animación en la que se explica fácilmente lo que sucede con una planta transgénica:








¿Ventajas e inconvenientes para el medio ambiente y la salud de las personas?

VENTAJAS
  • Se pueden lograr alimentos con mayores características nutricionales que las que tienen las especies naturales, es decir: con ellos podremos consumir alimentos con más vitaminas, minerales y proteínas, y menores contenidos en grasas.
  • Producción de ácidos grasos específicos para uso alimenticio o industrial.
  • Cultivos más resistentes a los ataques de virus, hongos o insectos sin la necesidad de emplear productos químicos, lo que supone un ahorro económico y menor daño al medio ambiente.
  • La biotecnología puede ayudar a preservar la biodiversidad natural.
  • Cultivos tolerantes a la sequía y estrés (por ejemplo, un contenido excesivo de sal en el suelo).
INCONVENIENTES
  • Existe riesgo de que se produzca hibridación (hibridación es el proceso de mezclar diferentes especies o variedades de organismos para crear un nuevo organismo).
  • Siempre puede haber un rechazo frente al gen extraño.
  • Puede que los genes no desarrollen el carácter de la forma esperada.
Para finalizar, aquí tenemos un documental acerca de los alimentos transgénicos: